cómo tener éxito en los viajes sin realmente intentarlo

toma un vacación de tu vacación.

Cuando mi amiga Ashley, otra estudiante estadounidense aquí, me dijo que había un festival de globos y ella iba a ir y campar, tuve que ir también. Ella había pedido prestar una tienda de campamento de su amigo y había invitado su roomie, entonces pedí mi amiga Jane acompañarme. Fuimos temprano y llegamos al sitio de campamento mientras anocheció y otr@s al festival deambularon con sus equipajes y hieleras y sacos de dormir, la mayoría pareciendo tan confundid@s como nosotras. Etapa Una: descubrir cómo rentar un sitio montar nuestra tienda de campamento.

pregunta.

Eventualmente, preguntamos unas personas en una fila que debiéramos hacer. Resultó que la pareja con que hablamos no habían entendido el proceso y por accidente compraron dos sitios para sólo dos personas y quisieron vender el sitio extra. Nos dieron por $500 pesos, la mitad del precio original, y nos permitieron juntarlos en la fila. Entonces todas en nuestro grupo sólo tuvieron pagar $125 pesos (aproximadamente $6 USD) por nuestro alojamiento por la noche.

sea sincera.

Jane y yo encontramos nuestro sitio, lo cual parecía estar un kilómetro y tantos de la entrada. El adolescente asignando los sitios trató darnos un sitio directamente bajo los luces de seguro (especialmente traído para el evento, supongo) con una piedra en el centro.

“¿Les molesta?” nos preguntó, señalando la piedra.

“Uh, sí,” respondió Jane.

Entonces obtuvimos otro sitio.

disfruta la espera.

¿Recuerdas cómo mi amiga Ashley tenía la tienda de campamento? Pues Jane y yo esperamos 2.5 horas (no es exageración) esperando Ashley y la tienda de campamento, mientras l@s mexican@s alrededores montaron sus tiendas y encendieron fogones. Ell@s probablemente nos vieron, las americanas sentando en sus sacos de dormir en la oscuridad y frió en crecimiento, pensando que estábamos muy confundidas sobre cómo la situación de campamento deba funcionar.

Pero, en el lado positivo, Jane nos compró unas tazas enormes de cerveza y hablamos ruidosamente hasta Ashley, su roomie y LA BENDECIDA TIENDA DE CAMPAMENTO llegaron.

no permite nada perturbarte. no hasta:
  1. Peligros del fuego (cientos de tiendas de poliéster centímetros alejados con fogones entre cada dos – oh, y nadie miró los fogones)
  2. El humo obvio de la mota
  3. Basura en el suelo – no te tropieces
  4. La gente ruidosa mientras intentas dormir (cantando toda la noche, gritando, la persona esporádica que cae un poco en su tienda, un tipo meando muy cerca – pero no sabes tan cerca, entonces mejor que duermas y lo ignores)
toma fotos – eres turista. recíbelo con brazos abiertos.

Resiste el deseo destruir tod@s l@s otr@s turistas cuando ell@s estropean sus tomas con los codos incorpóreos. Pero puedes interrumpir selfies – hagas el trabajo Dios.

duerme.

El aventón en camión regresar a su ciudad original es perfecto para eso, pero no babees en el hombro de su amiga, por favor.

*consejo extra: trae tu propio papel sanitario.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s